El pasado miércoles, 9 de enero, miembros de AFODESA se reunieron en la sede de la Secretaría de Estado del Ministerio de Fomento, en Madrid, con responsables de esta Institución para poder conocer, in situ, la posición de Fomento sobre el Aeropuerto de Hondarribia. A la reunión asistieron el director de Aviación Civil, Ángel Luis Arias Serrano; el subdirector de AENA, Jesús Pérez Blanco; Tomás Moreno, asesor del gabinete de la Secretaría General de Transportes; el presidente del PP guipuzcoano, Borja Sémper; el diputado del PP por Gipuzkoa José Eugenio Azpíroz; y el portavoz de Afodesa, Juanan Loira.

De esta forma AFODESA ha podido conocer la posición y decisión de Fomento sobre nuestro Aeropuerto que se concreta realizar los trámites administrativos necesarios para conseguir la excepcionalidad del Aeropuerto de Donostia en Hondarribia. Al parecer, ahora existe un Real Decreto que lo posibilita.

AFODESA ha expuesto en la reunión los datos que conocía hasta ahora sobre la posibilidad de ampliar la pista hacia Mendelu en 150 mts, así como todo lo que tenía en su poder referente al estudio de impacto ambiental en el que las afecciones parece que son de grado bajo y por lo tanto asumibles y que incluso la excepcionalidad exigirá a las compañías requisitos de tripulación , seguros, etc, que afectarían el precio de billetes del pasajero “al alza”.

La respuesta del Ministerio de fomento es que no será necesaria la ampliación al solicitar la excepcionalidad. Tampoco será necesario el estudio de impacto al solicitar la excepcionalidad, y que ésta, tiene porque causar sobrecostos a las compañías y por lo tanto no se considera que encarezca los precios a los viajeros en el futuro. La decisión se basa la situación económica actual y que en un futuro a corto y medio plazo, no dispone ni dispondrá, de cuantías económicas suficientes para acometer las obras por parte de AENA ya que de acometerse dichas obras, siempre sería bajo criterios de rentabilidad AENA. Los responsables de Fomento aseguraron a AFODESA que se está dotando al  aeropuerto, a través de AENA, de nuevos protocolos de operatividad con las aeronaves, que se está trabajando en nuevos sistemas electrónicos de aproximación a través de satélites y que estudios históricos del aeropuerto aseguran que es muy fiable en su operatividad incluso con pista mojada. A esto hay que sumar que la pista de rodadura esta recientemente asfaltada. Todo ello hace aconsejable lo indicado más arriba, trabajar con el objetivo de conseguir la excepcionalidad del aeropuerto.

Repercusión de la excepcionalidad en los precios de los billetes

Una de las preocupaciones de AFODESA reside en la repercusión que pueda tener la excepcionalidad en los precios finales que aplicarán las compañías a los viajeros. Juanan Loira, presidente de AFODESA, no entiende “como si la solución es tan sencilla, declarando la excepcionalidad y ya está, como no se ha hecho esto antes y nos hubiéramos evitado tantos años de discusiones, etc”.  A lo que respondió José Eugenio Azpiroz que “quizás todo este debate de tantos años también se ha mantenido porque se partía de unos datos de salida desde el Plan Director del año 2001, que exigía un crecimiento de la pista del aeropuerto de 600mts donde se consideraban las exigencias de la OACI y el aumento del metraje de la pista. Y que también hasta poco tiempo no existía el Real Decreto que permite solicitar la excepcionalidad”.

Finalmente se acordó dejar una línea abierta de comunicación entre ambas partes y desde Afodesa recabar información de compañías y profesionales del sector, para que nos informen y expliquen documentalmente si la excepcionalidad no va a repercutir en el precio final del pasajero. Una vez conocidos los todos los datos entonces podrá ofrecer una posición definitiva  al respecto.